Cláusula suelo

Ponemos freno a la enorme injusticia que se está cometiendo por los Bancos al enriquecerse injustificadamente con la aplicación de una clausula abusiva y nula, en la mayor parte de los casos. Lo único positivo de esta crisis son los bajos tipos de interés y por esta cláusula sólo se benefician los Bancos.

Muchas entidades incluyen en sus contratos de préstamo hipotecario una cláusula que limita la bajada de los tipos de interés. Los juzgados están dando la razón a los afectados, y estableciendo que, si no se ha informado con transparencia, esas cláusulas suelo son abusivas y como tales, deben anularse y quedar sin efecto.

Como la mayoría de contratos incumple los requisitos de transparencia, prácticamente todos los afectados tienen derecho a que les eliminen estas cláusulas de sus contratos, a que dejen de aplicárselas y a recuperar las cantidades cobradas indebidamente.

image

Esta exigencia ha de ser por escrito. El Banco no va a reintegrar el dinero voluntariamente. Quizá te ofrezca una modificación de hipoteca, no la aceptes, estarás perdiendo mucho dinero, todo el exceso pagado indebidamente y además pagarás los gastos adicionales de la re-negociación y modificación de hipoteca (notario, registro, tasación, gestoría, comisiones…).

El Banco no apuesta contra si mismo. Esto lo debes tener muy claro.

La aplicación indebida de la cláusula suelo ha supuesto que las entidades han cobrado de más a sus clientes unas cantidades que, de media, rondan los 3.000 euros.

Creemos que si no hay una decisión judicial no se va a poder recuperar las cantidades retroactivamente. Sólo demandando judicialmente al Banco se puede frenar con garantías este abuso. En todo caso, el proceso de reclamación extrajudicial sirve para justificar de forma cumplida la mala fe del Banco en el Juzgado. Las entidades bancarias no suelen atender las quejas formuladas. Y menos aún: no han devuelto ni un sólo céntimo sin demanda judicial por medio.

La plataforma que estás visualizando está compuesta por profesionales expertos en mala praxis bancaria, pone a disposición de afectados por cláusulas suelo, un servicio de estudio gratuito, sobre la viabilidad de anular judicialmente dichas cláusulas y la recuperación de cantidades pagadas de más y con carácter retroactivo.

La clausula suelo es una clausula abusiva por cuanto en los contratos hipotecarios se fijan unos suelos en torno al 3% y unos techos jamás vistos en la serie histórica del euribor (del 10% al 15%). De esta forma el banco se asegura de que usted no pague nunca menos intereses de una determinada cantidad.

En todo caso, las entidades financieras no van a devolver el dinero voluntariamente. El director de tu Sucursal te dirá algo así como “todo está intervenido por Notario, todo es legal, no anularemos la cláusula, está firmado por ti y por tu espos@…”. Hay más de 10.000 millones de euros en juego, mienten a conciencia pues tanto su reputación externa como interna y mucho dinero está en juego. Les enviáremos un requerimiento solicitando la cancelación de la cláusula y si no lo hacen lo hará un juez por ellos.

Tenemos que actuar judicialmente interponiendo una demanda para solicitar la anulación de la cláusula suelo de su hipoteca y conseguir la devolución de los excesos pagados de más, desde el principio de nuestra hipoteca, desde el primer recibo de hipoteca.